Gobierno de Chile

Exitoso balance tras primer año de la puesta en Marcha del Plan Nacional de Prevención y Control del VIH/SIDA y las ITS


En mayo del 2018, el Ministerio de Salud presentó el Plan Nacional de Prevención y Control del VIH/SIDA y las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual), que fue producto del trabajo colaborativo entre el Ministerio, organizaciones sociales vinculadas al VIH, colegios profesionales, de las sociedades científicas, pueblos originarios y migrantes. Hoy, a un año de su puesta en marcha, se sacan cuentas positivas de los avances del Plan que contempló, entre sus principales estrategias, el acceso al diagnóstico oportuno, a través del test visual/rápido y exámenes instrumentales.

Además del amplio despliegue de las Campañas comunicacionales, que llegó a más de 5 millones y medio de personas, se trabajó a nivel intersectorial, firmándose 3 nuevos e importantes convenios para la promoción de sexo seguro, prevención y atención integral del VIH/SIDA, con entidades que permitirán contribuir a reducir la existencia de estigma y discriminación en la sociedad chilena, tanto en la intervención hacia sus funcionarios, como en los destinatarios de sus programas y políticas públicas. Entre estos convenios destaca el realizado con el Consorcio de Universidades estatales de Chile, CUECH, destinado a los estudiantes y trabajadores de las universidades, que capacitó y fomentó el uso de preservativos masculinos y femeninos y ofertando el test rápido.

La implementación del test visual/rápido significó una mejoría en el acceso al diagnóstico oportuno a las personas, ya que no requiere de equipamiento ni infraestructura adicional y por ello puede ser realizado en los establecimientos de atención primaria, redes de baja, mediana y alta complejidad, así como establecimientos particulares, organizaciones sociales y centros comunitarios, que cuentan con autorización sanitaria. Actualmente en nuestra Red Norte se encuentra disponible en todos los Cesfam y se han realizado operativos comunitarios extramuros en donde se ha aplicado a la población objetiva.

Otra de las estrategias estuvo centrada en mejorar el acceso a preservativos, incorporándose el condón femenino, visibilizándolo y capacitando a las personas en su uso correcto. En todo este proceso se ha incorporado fuertemente a la población migrante y a los pueblos originarios, realizándose jornadas de actualización y generando equipos de trabajo, con mediadores interculturales cuando se requirió.

Cabe recordar que el VIH es un virus que afecta el sistema inmunitario de la persona, destruyendo sus glóbulos blancos que permiten combatir infecciones causadas por agentes externos. Pese a que se suele usar al SIDA como sinónimo del VIH, son distintos. El Sida es la etapa más grave de la infección con VIH, en donde nuestro sistema inmune no puede defender a nuestro organismo. Es importante recalcar que no todas las personas con VIH desarrollan Sida.