Gobierno de Chile

Hospital de Niños Roberto del Río realiza 1° terapia de soporte renal para neonatos


Las Unidades de Pacientes Críticos y de Cuidados Intensivos han marcado un nuevo hito para los niños que se atienden en la red pública de salud. Gracias a un convenio con la empresa Medtronic, y a través de la máquina CARPEDIEM (Cardio Renal Pediatric Dialysis Emergency Machine) nuestros profesionales, realizaron la primera terapia de soporte renal para neonatos (o niños con menos de 3 kilos de peso), con este equipamiento, ampliando el alcance terapéutico de este tipo de intervenciones de alto riesgo, a la que ya han accedido más de 80 niños desde su implementación en nuestro hospital en noviembre del año 2013.

Para Anabel Véliz, mamá de Lía Mendoza, primera beneficiaria del procedimiento a través de CARPEDIEM, este avance, tiene una importancia vital. “Que ayuden a niños que tienen problemas al corazón es loable, doy gracias a los doctores y a todo el equipo que atiende a mi hija que ya está mejor. El apoyo que nos han dado y la nueva máquina, han permitido que mi hija salga adelante” indicó la madre.

La paciente, quien actualmente tiene dos meses ingresó al Hospital con sólo 3 días de vida y con una patología cardíaca grave. Debido a su complejo estado de salud Lía debió acceder primero al soporte ECMO y luego a la terapia de soporte renal. La pequeña, es la primera paciente que utiliza esta tecnología en Chile, pues su uso se da mayormente en Europa.

El médico a cargo de este trabajo, el Dr. Julio Quilodrán, destacó el rol formador de su Unidad y del Hospital Roberto del Río en esta materia “desde el año 2013 hemos venido trabajando y formando a más de 110 profesionales, entre doctores y enfermeras especialistas en la Terapia de Reemplazo Renal Continua. Además fuimos uno de los primeros hospitales públicos en realizar este procedimiento, que permite soportar o reemplazar el riñón, pero que antiguamente sólo estaba enfocado en niños más grandes o de mayor peso”. El especialista agrega que “ahora, ampliamos nuestro rango de potenciales pacientes porque esta máquina permite la terapia de depuración o soporte renal en pacientes que pesen desde los 2 kilos y medio por el prospecto, pero eventualmente podrían ser más pequeños. Además, no se requieren accesos adicionales, lo que implica menos invasión al paciente y uno puede ocupar los accesos que ya tiene, lo que nos da una versatilidad muy parecida a las máquinas más grandes, entregando tratamientos más seguro a los niños que deben acceder a estas terapias tan complejas.”

María Paz Suazo, Jefa de Enfermería de la Unidad de Pacientes Críticos señala que “este es un equipo clínico relevante, que acorta brechas y entrega mayor equidad a pacientes que en muchas ocasiones lo necesitan como medida de rescate por riesgo vital. Nosotros en enfermería implementamos la terapia y le damos el funcionamiento continuo, la monitorización y las atenciones directas del paciente, derivadas de los cuidados propios de esta compleja terapia”. La enfermera especialista agrega que “esta tecnología cuenta con un circuito, utiliza un catéter y un filtro. Actualmente el 85% de los enfermeros de nuestra Unidad están capacitados para la atención de estos pacientes, así como la totalidad de los residentes de nuestra UCI. Además junto al Dr. Quilodrán y otros profesionales, hemos impartido tres capacitaciones en este tema, donde preparamos no sólo a nuestros funcionarios sino que también a invitados extranjeros y a profesionales de otros hospitales públicos y privados de todo el país”.

Finalmente, la Jefa de Unidad de Paciente Crítico del Hospital Roberto del Río, la Dra. Maryel Riquelme destaca que lo más relevante de este hito es que “este tipo de pacientes ya no requieren un acceso vascular central distinto al que todo paciente críticamente enfermo necesita, por lo que es más seguro y factible realizar esta innovadora intervención con este equipamiento. Creo que nada de esto sería posible sin el trabajo constante de actualización y capacitación de nuestro equipo de profesionales quienes continúan liderando la senda pionera en tratamientos pediátricos de alta complejidad, los que benefician a los niños del área norte de la Región Metropolitana y de todo Chile, cuando la red pública de salud lo ha requerido”.