Gobierno de Chile

SSMN consolida proyecto de reposición de nuevas calderas para el Instituto Psiquiátrico José Horwitz Barak


El Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz Barak tiene una historia patrimonial de gran connotación pública por la labor profesional, clínica e integral que desarrolla desde 1852 en pacientes que requieren tratamiento, rehabilitación y reintegración social. Si bien, su estructura tiene un sello de equilibrio y armonía, el recinto no está ajeno a desgastes naturales priorizados por la Dirección del Servicio de Salud Metropolitano Norte y que tienen como única finalidad mejorar las condiciones de los trabajadores, potenciar la labor de los equipos especializados y otorgar atención de calidad a los pacientes.

Sus instalaciones retratan recovecos llenos de mística que reivindican una huella en la medicina psiquiátrica y es bajo esa mirada que el Director, Don Guillermo Hartwig consideró imperioso mejorar un espacio sensible para la comunidad médica y funcionaria interna, que cada día valora un recinto formador de prominentes profesionales que hicieron su aporte a la investigación científica.

Por más de veinte años, el ex Hospital Psiquiátrico, cuenta con una “Zona de Calderas” que conecta la red de calefacción con áreas de primera necesidad. Sin embargo, tras cumplir su tiempo de funcionalidad, el equipo asesor del SSMN decidió poner suma urgencia a un Decreto que -a través de la gestión del Director ante la DIPRES y la Subsecretaria de Redes Asistenciales- permitió contar con nuevo equipamiento industrial que ya está instalado y operativo dentro de dos a tres meses.

“Este es un proyecto que tenía mucho tiempo y que no se había podido concretar, lo que hizo esta administración fue gestionar el decreto que aseguraba el financiamiento, independiente de que ya venía encaminado. Si bien para la DIPRES no estaban contemplados estos recursos, el proyecto en sí comenzó a generar ruido porque las calderas son equipamiento industrial que sirve al Instituto Psiquiátrico Horwitz” indicó el Subdirector de Recursos Físicos y Financieros, Alex Fischer.

“Las Calderas” son un insumo que alimenta varios equipos al interior del Instituto, los cuales si no están operativas probablemente muchos de esos equipos dejarían de funcionar como; el área de cocinería, lavandería y calefacción. Visto desde la operatividad de la red al no contar con ello el Hospital se veía expuesto a un cierre por no cumplir con las condiciones sanitarias o a un eventual riesgo de accidente.

“Era imperioso tratar de cambiar estas calderas a la brevedad y en ese sentido el Director sostuvo conversaciones importantes con las autoridades y toda la división de infraestructura Minsal para sacar adelante este documento con los alcances que implica. Se buscaron los contactos necesarios, se hizo un seguimiento intenso y con los resultados que hoy vemos” señaló Alex Fischer.

Jorge Lezana, Jefe de Calderas, “Lo principal es que las calderas nuevas nos entregan mayor seguridad. Al ser nuevas también garantizan un servicio continuo, sin tanta falla y así no tendremos que suspender el servicio por reparaciones tan seguidas, como sucedía con las antiguas. Además al ser modernas son más económicas en su operación. Son más compactas y eso ayuda a ahorrar energía, específicamente el combustible que se ocupa, en este caso gas. Estas son más eficientes y acotadas a lo que necesitamos”.

El Director de Instituto Psiquiátrico, Dr. Juan Maass Vivanco, tras recorrer las instalaciones con el Director del SSMN Guillermo Hartwig indicó que, “estamos muy contentos, pero también sabemos que lo están los pacientes, porque ellos lo requieren. Este invierno ya notamos que las calderas estaban funcionando mal, de modo que lo que más me reconforta es ver a los pacientes beneficiados. Siempre estos avances tienen la ventaja de que son para largos años, es un bien anhelado por la comunidad hospitalaria y se lo debemos al gran equipo del Instituto y del Servicio que pusieron su máximo esfuerzo”.

Inversión.

• Proyecto Final 150 millones de pesos.

• Contempla compra y proceso de instalación.

• Las operatividad de las nuevas Calderas requiere pruebas que van desde los 2 a 3 meses.