Gobierno de Chile

Trabajo de la Unidad de Gestión de la Demanda del Hospital de Niños Roberto Del Río permite atender a pacientes por videoconferencia


Las funcionarias de la Unidad de Gestión de la Demanda del Hospital de Niños Roberto Del Río son las encargadas de contactar y agendar a usuarios cuyos hijos están en listas de espera por atenciones de especialidades pediátricas. Sin embargo como consecuencia de la pandemia, debieron suspender muchas consultas presenciales generando un aumento en estas listas. A esta situación se sumaba la necesidad del Hospital de protegerlas por lo que se definieron grupos de atención presencial y otros de teletrabajo. Fue en medio de este escenario que el equipo debió reinventarse y repensar su trabajo para ayudar a los niños a recibir sus atenciones, encontrando en la telemedicina la herramienta para poder hacerlo.

“La Dra. María Angélica Contreras (referente de telemedicina del Roberto del Río) comenzó con esta idea y nosotros la apoyamos al tiro ya que todo el trabajo que habíamos hecho -hasta marzo- se detuvo. Me gusta y me manejo en la computación ya que estudio y uso estos programas, así que fuimos probando varias aplicaciones hasta que llegamos a la plataforma zoom” indica Camila Henríquez quien tomó esta iniciativa detallando cómo operaría este trabajo el que luego aplicó junto a Karla Meneses, Lady Muñoz, Andrea Olivares y Tania Troncoso, sus compañeras y quienes completan este equipo. “Las chiquillas fueron súper apañadoras y fuimos ensayando de un computador a otro hasta que nos resultó. Las primeras videoconferencias fueron las más complicadas porque teníamos que reorganizar todo, conseguir las autorizaciones, ver que los papás se conectaran y hacer pruebas antes de contactarlos con el médico. Insistimos harto pero lo logramos, así que me siento feliz porque estamos aportando a que los niños se atiendan con los especialistas” asegura Camila quien compatibiliza su trabajo con sus estudios vespertinos.

La enfermera supervisora del equipo, Tania Troncoso, señala que gracias a esta reinvención del trabajo de la Unidad los primeros días de mayo pudieron concretar las primeras atenciones de dermatología, que fue elegida la especialidad piloto para esta instancia. “El equipo atendió de inmediato esta solicitud y asumimos la tarea de aprender estas herramientas tanto en el hospital como en casa, vía teletrabajo. Luego se capacitó a los padres para usar zoom, se realizaban las invitaciones y el agendamiento de la hora con el especialista, en un proceso que finaliza, con la atención a través de la videoconferencia, entre el doctor en el hospital y los padres con el niño desde sus casas” puntualiza Tania.

Desde la Unidad de Telemedicina del Hospital, que funciona desde el año 2018, aseguran que este trabajo coordinado es una variación de la telemedicina original, que se da sincrónicamente entre dos médicos ubicados geográficamente en distintos lugares. Lo novedoso de esta herramienta es la posibilidad de tener una conversación directa entre los especialistas con los padres y pacientes, lo que permite conocer mejor el aspecto socioemocional de los usuarios del Roberto del Río y así poder entregarles mejores atenciones de salud. Lady Muñoz otra de las integrantes del equipo a cargo de esta labor asegura que “al principio teníamos un poquito de miedo y harto nerviosismo pero nos hemos ido motivando porque hemos podido ayudar a que nuestros pacientes tengan sus atenciones y que las mamás resuelvan todas sus dudas con los doctores”.

Finalmente la referente de Telemedicina del Roberto del Río, la Dra. María Angélica Contreras, destacó el trabajo en equipo de la Unidad de Gestión de la Demanda quienes a su parecer “asumieron la tarea de aprender y capacitar a los padres de nuestros usuarios. El profesionalismo de Camila, Andrea, Karla, Lady y Tania permitió que se reinventaran por una tarea superior que es permitir el acceso a la salud en tiempos de pandemia. Su labor además nos permite valorar y visibilizar que ellas son un importante eslabón en su rol de permitir el acceso a la atención hospitalaria ambulatoria”. La especialista agrega que producto de este trabajo se abrieron nuevos desafíos y al trabajo iniciado por dermatología se incorporaron las especialidades de genética y cirugía plástica, además hay importantes avances con endocrinología, para el control de pacientes diabéticos y se pretende instaurar un modelo similar para los niños que requieren salud mental.